AURORAS BOREALES

AURORAS BOREALES, LAS LUCES DEL NORTE.

Quienes hemos tenido la suerte de presenciar una aurora boreal, aseguramos que es uno de los espectáculos más fascinantes de la Naturaleza. La explicación de cómo se forma una aurora boreal está relacionada con la actividad solar y con la composición y características de nuestra atmósfera terrestre.

Hoy día se pueden predecir las auroras con tres días de antelación y un margen de error aceptable gracias a los satélites que estudian el Sol. Cuando estos detectan explosiones inusuales en la superficie solar es de esperar que tres días después la Tierra sea bombardeada con una sobredosis de polvo solar, el combustible que enciende la mecha de estas Luces del Norte.

Las particulas eléctricas solares, al entrar en contacto con las moléculas de gas de la magnetosfera, producen este fenómeno luminoso que tanto fascina a los humanos.

Los mejores meses para observarlas son entre octubre y marzo, hay que ir hasta el Círculo Polar Ártico, y el mejor momento del día para verlas es entre unas dos horas antes y dos horas después de la media noche, y pueden durar desde treinta segundos a varias horas. Eso sí, la noche tiene que estar despejada, y si hay luna nueva mejor.

Algunos de los mejores lugares para poder observar las auroras boreales son Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Canadá o Alaska.

Hay que ir con una buena dosis de paciencia, las «luces del norte» son esquivas y caprichosas, por ello, deleitarse con uno de estos momentos mágicos se convierte en un hito más codiciado si cabe. Un espectáculo que deja sin habla y que hay que ver al menos una vez en la vida.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies