Hasta hace unos años, pocos eran los valientes que se atrevían a sumergirse en aguas desconocidas, pero hoy en día, el buceo se ha convertido en uno de los deportes más interesantes y seductores. Cada vez son más los intrépidos que se animan a visitar lugares exóticos para conocer también lo que esconden bajo su superficie.

Pecios, rayas, bancos de mantas, increíbles corales, delfines o tiburones son solo algunos de los tesoros marinos que se esconden bajo las aguas de muchos destinos de sol y playa. También son el reclamo de aquellos que disfrutan de sus vacaciones bajo el mar, pegados a un tanque de oxígeno.

Nada de lo que se pueda contar acerca del buceo es comparable con la increíble sensación de sumergirse. ¿A qué esperas para descubrir el 71% del planeta? Let’s dive!